5 marzo, 2018
El imborrable poder de una imagen bella

El imborrable poder de una imagen bella

La mayor parte de la información nos entra por los ajos, no en vano, la vista es el sentido que más usamos, y esto lo ha sabido aprovechar el mundo del marketing en su propio beneficio, metiéndose en el bolsillo al consumidor, a través de las imágenes. Porque el poder de una imagen es tal, que llega a clavarse en nuestra retina, haciéndose imborrable, y provocando sensaciones y emociones que nos ayudan a tomar decisiones mucho más fácilmente que cualquier explicación racional.

La primera impresión lo es todo, y por eso, las grandes empresas se preocupan tanto del packaging, del envoltorio, del embalaje, porque esto es lo primero que ve, y en igualdad de condiciones el cliente elegirá siempre el diseño más atractivo. Lo que envuelve al producto es lo que verá el cliente antes mismo que el propio producto. No es de extrañar, pues, el mimo con el que se trata esta cuestión.

Un buen diseño exige, en primer lugar, un conocimiento de las necesidades y preferencias de su principal público objetivo, aquel a quien va dirigido el producto o servicio concreto, y a partir de ahí, empezar a trabajar. El packaging es tan llegando a constituir una de las estrategias de marketing más efectivas, junto al nombre del producto. Un buen diseño será el lograr que el cliente se sienta identificado con la marca. Y en esto, la empresa especializada en branding y packaging, Empacke, lo conseguirá. Esta es una de estas empresas que destacan por su trabajo, sus ganas de crecer, pero también por la ilusión con la que realizan cada uno de los proyectos en los que participan, analizando, creando y cuidando las marcas de todos sus clientes. En Empacke ofrecen servicios de diseño de etiquetas, envases y embalajes, empleando desde los materiales más tradicionales hasta los más hermosos.

Y es que, a quien no le gusta deleitarse en la contemplación de la belleza. Que por cierto, no es tan subjetiva como se suele pensar. Según ciertos estudios llevados a cabo en la Universidad de Harvard“La belleza es un instinto básico, un producto de la evolución”, o así lo afirma Nancy Etcoff, psicóloga de la Universidad de Harvard. Algo que no ha dejado de provocar  cierto rechazo por parte de la comunidad científica. Pero el hecho es que aunque últimas investigaciones coinciden en que el factor biológico podría ser determinante a la hora de valorar la belleza, y que el cerebro está programado para reconocer ciertas características que la totalidad de la especie humana encuentra deseables, de forma inconsciente y que se relacionan con la supervivencia.

Y esto lo vemos en la publicidad, ¿Por qué si no iban a elegir a personas atractivas para protagonizar los anuncios? Da que pensar, y apunta a que en el atractivo físico existe un componente biológico que nos anima a valora como bello todo aquello que posea ciertas características.

De paquetes y bolsas

Así, pues, de un tiempo a esta parte todo son paquetes y bolsas, y a cada cual más bonita. Y esto de las bolsas es un detalle curioso, porque la mayor parte de las personas a las que hemos preguntado, aseguran no sentirse nada cómodas si tienen que dejarse ver en público con una bolsa fea, es más, la mayoría confiesan que de ser así preferirían llevarla en la mano. Hasta aquí llega nuestra pasión por las cosas bonitas. Por esto, de un tiempo a esta parte nos podemos encontrar con las bolsas más molonas, con los mejores diseños y tan chulas, que casi te da pena tener que tirarlas y las vas amontonando, para lo que te haga falta.

Pero cuando las bolsas son de plástico, lo único que deberíamos tener en cuenta es si son biodegradable compostables o no lo son. Y en este último caso, contaminan. Otra posibilidad son las bolsas reutilizables. Ambos modelos están disponibles en Plásticos Alhambra, una empresa familiar especializada desde 1971 en la fabricación de bolsas y film de plástico. Desde hace años, en esta fábrica de bolsas de plástico vienen apostando por la innovación tecnológica, y por una política de inversión anual para la adquisición de la mejor maquinaria disponible que junto con el perfeccionamiento continuo de su proceso productivo, la ha llevado a un crecimiento constante y fortalecimiento en el mercado. Actualmente, sus productos se fabrican en las máquinas más sofisticadas del mundo.