23 mayo, 2017
Internet, factor multiplicador del éxito empresarial

Internet, factor multiplicador del éxito empresarial

Todo lo que guarda relación con la informática o la tecnología ha adquirido tanto valor en la actualidad que no posicionarnos en Internet es un auténtico suicidio para cualquier negocio. Hasta hace no demasiado tiempo, constituir una empresa era una labor para la que era necesario primero tener clara nuestra estrategia de negocio y después superar una buena montaña de trámites. El día de hoy nos pone una obligación más: la de estar en la red.

Esa obligación implica impagables ventajas tanto para el que la genera como para sus clientes. Por un lado, el primero adquiere visibilidad e incluso un beneficio económico debido al desarrollo de los servicios de venta online. Por otro lado, el cliente compra lo que desea sin salir de casa y con toda la información que requiere. La relación de compraventa es cómoda para ambos pero para desarrollarla hay que hacer de nuestra página un sitio web adecuado.

En los últimos meses he venido desarrollando junto con mi socio un nuevo comercio dedicado a la venta de recambios para automóviles. Antes de llevar a cabo la idea decidimos elaborar un estudio de mercado para comprobar si realmente teníamos posibilidades de que el negocio funcionase. En la ciudad en la que vivimos apenas hay competencia y estábamos seguros de que contando con los servicios de un buen proveedor muchos de los habitantes confiarían en nosotros para la obtención de las piezas que su vehículo necesitara.

Sin embargo, era mejor que no nos las prometiéramos tan felices. Ninguno de los dos contábamos con preparación informática y, teniendo en cuenta esa importancia que mantiene Internet en la actualidad, eso suponía un problema de elevadas dimensiones y potenciales peligros. Necesitábamos crear una página web y que ésta tuviera todo tipo de facilidades para nuestros futuros clientes. Y no sabíamos ni tan siquiera como empezar a desarrollarla.

Era evidente que nosotros no teníamos las habilidades para hacerlo. Pero sí que sabíamos que podríamos encontrar un servicio extraordinario si contábamos con los servicios de una entidad como Grupo IBS, una empresa con más de una década de experiencia en el sector y en la que confiábamos plenamente para el desarrollo de nuestra propia página web.

Nos pusimos en contacto con sus profesionales para solicitar información, especialmente la que guardaba relación con el precio del servicio. Éramos una empresa que todavía no había iniciado su trayectoria y todavía no disponíamos de la liquidez suficiente para acometer un posible gasto de enormes dimensiones. Por suerte, con Grupo IBS no nos íbamos a cruzar con ese problema. El coste de la creación de nuestra web era bastante más reducido del que en principio habíamos imaginado.

La web, nuestra principal fuente de ingresos en la actualidad

La disposición de la página web de una empresa tiene que guardar relación con la estrategia de negocio de la misma y por ello los programadores de Grupo IBS nos pidieron todo tipo de información relativa a la actividad a la que estábamos a unas semanas de dedicarnos. Esto les facilitó la creación de una página web que se adaptara plenamente a nuestras necesidades y, sobre todo, a las de los clientes que quisieran visitarla y encontrar en ella el tipo de recambio que deseaban encontrar.

Ver la web terminada fue algo que no se nos olvidará jamás. Un diseño sobrio y moderno le otorgaba entereza y seriedad a nuestro negocio en Internet. El cliente podría encontrar rápidamente el tipo de recambio para su vehículo gracias al buscador que se había incorporado y ya con eso estábamos seguros de que nos íbamos a convertir en una auténtica referencia para los conductores de nuestra ciudad.

Durante los primeros meses de vida de la empresa, así ha sido. De hecho, la web se ha convertido en la principal fuente de ingresos del negocio gracias al servicio de venta online del que hacemos gala, lo que ofrece una clara explicación de la importancia superlativa que tiene Internet en un ámbito como el de la empresa hoy en día. La verdad es que nuestra idea está funcionando. Y es que, con una web bien diseñada y estructurada, las posibilidades de triunfar se multiplican por infinito