2 marzo, 2018
Mantenimiento  y actualización de páginas web

Mantenimiento y actualización de páginas web

Tu página Web tiene que ser el centro de la estrategia de presencia en la red. Da igual que hablemos de una web personal o corporativa, en el caso de ambas es el escaparate desde el que muestras tu marca personal o la de tu empresa. Todo esto hace que sea especialmente importante contar con un óptimo mantenimiento web.

El mantenimiento es una parte que tiene igual importancia que el diseño o la creación en sí misma de la web. Este es el que hace posible que la página puede continuar con sus objetivos. Aquí hay dos opciones o te encargas tú mismo

El mantenimiento de una Página Web es una parte igual de importante que su diseño o que su propia creación. Este mantenimiento es el que permite que la Página Web pueda seguir cumpliendo con el objetivo para el que fue creada durante todo su ciclo de vida. Puedes encargarte tú mismo de llevar a cabo estas tareas de mantenimiento, si dispones del tiempo y los conocimientos necesarios, o bien puedes contratar un servicio de mantenimiento para tu Página Web.

Tresmer es una opción para el mantenimiento de páginas web y se ha granjeado una buena fama de profesionalidad y resultados. Esta es una buena forma y económica de conseguir el mantenimiento de tu web al día en temas tan importantes como los plugins, contenidos y demás actualizaciones de seguridad

Hay que tener en cuenta que el mantenimiento web es una labor de continuo que nos garantiza que todas las partes que componen tu web pueden entenderse entre ellas sin que se produzcan fallos que den como consecuencia fallos en el servicio y donde tengas la tranquilidad de saber que tus datos tienen la confianza de poder ser restaurados si son necesario.

Con independencia de cuales sean tus necesidades tienen un plan de mantenimiento de páginas web para el negocio y te asesoran para elijas la mejor opción.

Entre las tareas que se suelen realizar para el correcto funcionamiento de la página web están las siguientes:

Detección y bloqueo de posibles ataques de seguridad: lo normal es encontrarse con ataques contra la página web que impiden el buen funcionamiento de la misma.

Detección y eliminación de los denominados cuellos de botella: estos hacen que el funcionamiento de la página web se ralentice según aumenta el número de visitantes.

Resolver los problemas causados por el paso del tiempo: esto ocurre con los enlaces a páginas web que apuntaban a otras páginas web que han dejado de existir o integraciones con aplicaciones web de terceros.

Corrección de errores y problemas de seguridad: estos se detectan en la web o en la plataforma usada para el propio desarrollo de la Página Web.

Corregir problemas que no se detecten en las fases de desarrollo y pruebas de la página web.

Ajustar el servidor web para que aumente el rendimiento y la velocidad de la propia página web.

Hay que tener caro, que además de todas estas tareas, si contratas el servicio de mantenimiento de tu página web, es posible también actualizar de forma periódica los contenidos algo importante puesto que si actualizas con contenidos de calidad vas a conseguir:

  • Los usuarios que visitan tu web van a conseguir que vuelvan de forma periódica en la búsqueda de contenidos interesantes
  • Mejorará el posicionamiento de la Página Web en Google y en el resto de los buscadores de Internet: los buscadores dan mejor posicionamiento en las Páginas Web que se actualizan con frecuencia, donde de no actualizarse, las páginas web se van viendo relegadas en los buscadores.
  • Aumentarán las visitas en tu web y los potenciales clientes que se verán atráidos por ella en caso de que sea una web corporativa.

Es fundamental contar con un mantenimiento  a la altura de tu web

Como ves, la información que te hemos expuesto en la entrada del Blog, deja clara la gran importancia que lleva el tener mantenimiento en la web de manera continuada. Tanto si decides llevarlo a cabo por tu cuenta, como si lo haces confiando en una empresa.

La web necesita una serie de cuidados para que se encuentre en un perfecto mantenimiento para que puedas conseguir los objetivos que te hayas propuesto y no se vean interrumpidos en ningún momento.