10 enero, 2019
Las nuevas tecnologías, las mejores amigas de las cadenas de hoteles españolas

Las nuevas tecnologías, las mejores amigas de las cadenas de hoteles españolas

España es un país en el que hay determinados sectores que han pasado a dominar con sus números buena parte de nuestra economía. Tradicionalmente, en una situación así se ha encontrado el sector de la construcción, que con la crisis se derrumbó. Ahora es el momento de otra clase de actividades que siempre han sido un reclamo en España pero que ya son, en la actualidad, el motor de nuestra economía. Hablamos de las actividades que están relacionadas con el turismo, una baza muy fuerte de la economía de nuestro país.

El sector turístico, liderado por grandes cadenas de hoteles, ya es el más potente de cuantos operan en España. Nuestro país recibe una cantidad de turistas al año que supera la de países como el Reino Unido e incluso Francia. Tan solo Estados Unidos nos gana la partida en lo que a turismo se refiere, pero que no se fíen, que en España se están haciendo muy bien las cosas y no sería de extrañar que nos pusiéramos por delante en los próximos años. Todo es posible y más para un país que cuenta con las condiciones climatológicas que tenemos nosotros.

Las características del sector en España hacen que la competencia dentro de él en nuestro país sea tremenda. Un artículo publicado en el diario Preferente informaba de que, en el mes de mayo del año 2016, ya había en España casi 17.000 hoteles y un total de 1.800.000 camas. Teniendo en cuenta estos datos, muchos nos preguntamos cómo consiguen las grandes cadenas de hoteles los resultados tan fantásticos de ocupación de los que pueden presumir. Y la respuesta está en su apuesta por las nuevas tecnologías.

¿Qué se quiere decir al apuntar que las cadenas de hoteles españolas han apostado por las nuevas tecnologías? Que han conseguido emitir una propuesta online que les está haciendo captar a un volumen de gente todavía mayor. Los profesionales de Hotel-Up nos explican cómo se ha llegado a este punto: a través de una página web que apuesta por un diseño novedoso, rompedor y visual, en el que la fotografía juega un aspecto realmente importante y en el que la comunicación visual es entendida como el arma más poderosa.

Los resultados de este tipo de operaciones son de lo más sorprendentes y de esos resultados ya se han hecho eco muchas de las cadenas hoteleras españolas y también internacionales. Hoy en día este es uno de los sectores que más apuestan por esa comunicación visual, algo que es obvio teniendo en cuenta que un hotel de cinco estrellas se vende solo con publicar fotografías de sus instalaciones y de los servicios que en ellos se ofrecen. Ser capaces de transmitir con la comunicación visual es muy importante y los hoteles, por regla general, lo consiguen.

Los hoteles españoles, preparados para competir con los de fuera

Un artículo del diario El País aseguraba que las hoteleras españolas se encontraban, en el pasado mes de agosto, ante el reto de la competencia mundial, un reto que parece muy imponente pero al que los hoteles españoles se han adaptado con rapidez y garantías. España es un país que se vende solo gracias a las imágenes que todo el mundo tiene en su retina de nuestras playas, nuestras temperaturas y la enorme variedad que se le puede ofrecer al turista en lo relativo a actividades y visitas.

Pero si por algo han conseguido los hoteles españoles esos resultados ha sido por la gran apuesta que han venido haciendo, desde hace bastantes años, por el desarrollo de páginas web en las que el diseño visual y la arquitectura de la información han jugado una baza de lo más importante. Eso es algo por lo que hay que seguir apostando en un futuro. De lo contrario, es bastante probable que se nos acabe el chollo, tal y como ha pasado en otros países que nonse diferencian tanto del nuestro. Y es que no relajarse es clave.

Muchos y muchas nos preguntamos qué sería de un país como el nuestro si no fuera por el turismo. Este ha sido uno de los sectores que ha tirado de la economía en momentos muy delicados y parece que ahora que la cosa va a mejor va a seguir siendo parte de la cabeza económica del país. Que los hoteles sigan apostando por las nuevas tecnologías tanto para captar la atención del público como para gestionar todos sus servicios es y será la mejor manera de hacer que se mantengan en la posición que ahora ocupan.