29 mayo, 2016
Nuevos tiempos para la joyería

Nuevos tiempos para la joyería

En Albacete cuentan con una joyería fundada en 1919 de nombre Mom Joyas, la cual fundó D. Vicente Mompó García, todo un referente en el sector de la joyería albaceteño. Este negocio además nos enseña como las pequeñas empresas familiares pueden adaptarse a los nuevos tiempos aprovechando las posibilidades que dan las nuevas tecnologías.

Alto diseño en joyería

shutterstock_430543102reducida

Las tres generaciones que han ido llevando la empresa todos estos años han ido manteniendo la calidad y esencia que ha sido siempre natural a la joyería en sus comienzos, pero también han sabido subirse al tren delos nuevos tiempos.  Merced a Vicente Mompó llegaron a tener hasta su propia marca de relojes registrada, a pesar de los altos y bajos lógicos en cualquier actividad empresarial la joyería ha seguido en “la carretera”.

Una de las medidas tecnológicas que ha servido sin duda para dar un impulso económico a negocio es la venta de sus productos mediante su tienda online. Una vez entras en ella puedes ver todos sus productos, un amplio catálogo para poder conocer con que se ha fabricado cada joya o reloj y cuál fue la inspiración que movió a fabricar esa joya particularmente.

Puedes ver como buena parte de la inspiración de esta joyería es la naturaleza, flores, animales, símbolos de la propia naturaleza, todo es fuente de inspiración y en la mayoría de los casos además tienen en el certificado de que se han utilizado materiales sostenibles y que no son agresivos con el medio ambiente. Un compromiso de la empresa con la naturaleza que ahonda más y no se limita solo a ser inspiración, es una clara firma de la empresa albaceteña.

La tienda online en la que podemos comprar como mencionábamos antes todos los productos que se ven en ella, tiene su tienda física en Albacete, donde cuentas con la ventaja de tener asesoramiento personal y poder ver su amplio catálogo de manera presencial, si estás cerca no dudes en hacerles una visita.

El caso de esta joyería es un caso claro de fe en sus posibilidades y en no estancarse, podría haber hecho como muchos otros establecimientos y seguir ofreciendo sus productos en su tienda física, donde la fama está ganada a través de los cerca de 100 años que tiene, pero han preferido mirar al pasado con cariño, pero emprender un camino al futuro decidido.

Las posibilidades de llegar a un público de cualquier lugar del mundo son inmensas. Todos coincidiremos que la mayoría de su público será gente de la zona o turistas, pero desde luego que habla bastante a las claras de la actitud pro-activa de una empresa que no se ha dormido en los laureles y que no ha visto en las nuevas tecnologías más que una nueva oportunidad más de aumentar su exposición al público.

Este paso que han dado todavía lo tienen que dar infinidad de negocios, que quizás por desconocimiento o por miedo a lo desconocido postergan al máximo la decisión de tener también su tienda online. Algo que es una equivocación, así que, si estás dudando, ni lo pienses, tus futuros compradores te están esperando.