11 noviembre, 2021
Qué es una página de FAQs y por qué debes tener una en tu web

Qué es una página de FAQs y por qué debes tener una en tu web

En este artículo te vamos a explicar por qué deberías tener una página de FAQs en tu web para poder beneficiarte de las ventajas que ofrece esta sección. Pero también te vamos a dar algunos trucos para poder aprovechar al máximo esta página e indicaciones sobre cómo debería ser.

  • Qué son las FAQs

Pero antes de nada vamos a conocer qué son las FAQs, un término desconocido para muchas personas ajenas al mundo de Internet y las nuevas tecnologías. Pues bien, las siglas FAQs provienen de Frequent Asked Questions en inglés que se traducen al español como preguntas frecuentes.

Así, en la página de FAQs de una web se recogen las preguntas frecuentes de los clientes y usuarios dando respuesta a cada una de ellas. Y contar con este tipo de sección en una web puede ser de gran utilidad tanto para una pequeña como gran empresa como vamos a ver a continuación.

  • Por qué debes tener una sección de FAQs en tu página

Después de conocer qué son las FAQS toca el turno de descubrir los beneficios que ofrece contar con este tipo de sección en una web.

  • Responde las dudas de los usuarios en cualquier momento

El principal objetivo de las páginas FAQ es responder las dudas más comunes de los usuarios para que cualquier interesado pueda leer esta sección para intentar resolver sus dudas independientemente de la hora o día porque estará siempre disponible. Y es que está demostrado que la mayoría de clientes suelen tener las mismas dudas y suelen hacer las mismas preguntas.

Por ejemplo, en una tienda online suelen ser bastante comunes las dudas sobre las devoluciones o el envío. Por lo que si cuentas con un comercio electrónico y quieres evitar tener que responder estas preguntas una y otra vez puedes informar sobre estas cuestiones en tu página de FAQs.

  • Para reducir el trabajo de atención al cliente

Otro beneficio que aporta esta página es que se reduce de manera considerable el trabajo del departamento de atención al cliente. Porque como ya hemos dicho la mayoría de usuarios se suelen hacer las mismas preguntas por lo que si se les da respuesta los trabajadores de atención al cliente tendrán menor volumen de trabajo.

Esto no quiere decir que no haya que seguir respondiendo esas dudas, ya que muchas personas preferirán obtener respuesta directa de la empresa llamando por teléfono o mediante correo electrónico, así como otras tantas no se detendrán en buscar la página de FAQs.

  • Aumentar el tráfico web

Ya hemos señalado que algunas personas seguirán preguntando las dudas comunes resueltas en la sección FAQ. Pero se puede aprovechar esto para aumentar el tráfico hacia la web. Por ejemplo, si un potencial cliente realiza una consulta a través de redes sociales se le puede enviar el link a la página para que pueda resolver su duda.

  • Mejorar el posicionamiento orgánico

También hay que indicar que contar con este tipo de sección en la web de tu empresa o proyecto servirá para mejorar el posicionamiento orgánico. Y es que en estas páginas se habla del tema del emprendimiento y las palabras claves interesantes para la empresa se incluyen en el texto de manera natural. Que precisamente es lo que quieren los buscadores como Google.

Y también suele ser necesario tener que enlazar otras secciones del sitio web o incluso a sitios externos para poder explicar mejor todas las cuestiones. Así como el tiempo de permanencia en esta sección suele ser elevado. Aspectos que también influyen de manera positiva en el SEO.

  • Aumentará la confianza de los usuarios y las ventas

Disponer de una sección de este tipo hace que la confianza de los usuarios hacia la empresa aumente. Esto siempre y cuando la sección esté bien realizada y se responda de manera concisa a las dudas más comunes. Y como consecuencia también se incrementarán las ventas.

Por ejemplo, pongamos el caso de una persona que visita una tienda online de moda porque está interesada en unos pantalones. Sin embargo, no está segura de que le vayan a quedar bien o la talla sea la correcta. Puede que le eche para atrás que el proceso de devolución sea engorroso o que no vaya a recibir el dinero, sino un vale de compra. Pero si en la página de preguntas frecuentes se resuelve su incertidumbre puede que realice la compra.

  • Cómo debe ser una página de FAQs

Ya hemos visto los principales beneficios de contar con este tipo de sección en una página web, pero para que ofrezca estas ventajas debe ser concisa, transparente y explicativa.

  • Tiene que contemplar las dudas más comunes: si cuentas con años de experiencia en el negocio sabrás cuáles son las preguntas más habituales que se suelen hacer tus clientes. Y estas cuestiones deberían responderse en la sección. Por ejemplo, en la web de Giona Company, empresa que se dedica al diseño y comercialización de productos para el sector de bebidas y hostelería, cuentan con una sección de preguntas frecuentes. Y las dudas que resuelven en este apartado de su web son las siguientes: cómo elegir sistema de refrigeración en mi vinoteca, qué es la posición de invierno o cómo es recomendable instalar una vinoteca. En definitiva, son dudas comunes de los clientes sobre sus productos.
  • Organiza la información de más a menos relevancia: en algunos casos las secciones de FAQs son muy largas y muchos usuarios no terminan de leerlas al completo. Es por eso que la información debería estar organizada en función de la importancia, de mayor a menor. Para que al menos las principales dudas sean resueltas. También se puede optar porque esta sección esté creada a modo de desplegable. Es decir, para que si un usuario quiere conocer la respuesta de una determinada pregunta tenga que hacer más grande esa sección. Así se reduce de manera considerable la longitud del texto porque sólo estarán visibles las preguntas.
  • Destaca las preguntas: es importante que las propias preguntas estén destacadas para ser más visuales que las respuestas. Se puede optar por poner el texto más grande o en negrita. De esta manera lo usuarios podrán buscar rápidamente sus dudas.
  • Las respuestas deben ser explicativas y concisas: uno de los errores más comunes en la sección de preguntas frecuentes es que las empresas responden en base al conocimiento del sector. Es decir, no resuelven las dudas de los internautas porque no explican las cuestiones para ellos con lenguaje cercano y sin tecnicismos. También en este tipo de sección es muy importante ser conciso y escueto, hay que ofrecer la información de manera resumida para evitar extenderse demasiado.
  • Se pueden añadir imágenes o infografías: para facilitar la compresión de los usuarios y hacer la página más visual se pueden añadir imágenes o infografías. Por ejemplo, si una de las dudas más comunes es sobre el método de pago se puede realizar una ilustración con los iconos de los métodos de pago aceptos. Así, se puede añadir una tarjeta de crédito, el logo de PayPal o el de Bizum. Y en lugar de leer el texto los internautas podrán saber las formas de pago aceptadas de un solo vistazo.

Esperamos que tras la lectura de este artículo hayáis podido conocer mejor qué son las páginas FAQs o de preguntas frecuentes. Así como si todavía no tenéis una página de este tipo en vuestra web os animéis a hacerlo para poder beneficiaros de todas las ventajas que ofrece.