13 marzo, 2016
Cómo han cambiado los escenarios en cine y videojuegos gracias a la tecnología

Cómo han cambiado los escenarios en cine y videojuegos gracias a la tecnología

En el mundo del cine y de los videojuegos, al igual que en otros sectores de animación, cada vez se busca representar una realidad de la forma más fiel posible, es por esto que los diseñadores gráficos necesitan, entre otros, vehículos o motos para poder reproducirlos digitalmente, por ello empresas de transporte de vehículos por carretera como Transportes TransThalia son de vital importancia para que les acerquen los modelos necesarios y así proceder a su recreación virtual.

Hasta hace unos años los videojuegos representaban escenarios ficticios en los que los jugadores transitaban y realizaban las misiones sin tener ningún feedback, ya que no reconocían los lugares por los que discurrían, al igual que pasaba en el cine, que se creaban escenarios específicamente para cada película. Además, en el caso del cine había un gran trabajo por detrás por parte de especialistas que ponían en peligro sus vidas para realizar las tomas que los actores principales no estaban dispuestos a realizar, que, casualmente, eran las más arriesgadas, así como también los rodajes contaban con un gran número de personas que realizaban los diferentes decorados en los que se incluían desde las cortinas de las viviendas hasta los vehículos.

Videojuegos 3D

shutterstock_345541043reducida

Con el paso de los años todo esto ha ido cambiando y hoy los diseñadores gráficos tan solo necesitan tener delante de sí un ordenador para llevar a cabo lo que hasta hace poco hacían decenas de personas, y es que, en los tiempos que corren, una persona que se dedique a hacer diseños gráficos tan solo necesita ver el original, pongamos de un coche, para tomar sus medidas y detalles, y luego proceder mediante los programas específicos a recrearlo digitalmente con el máximo detalle. Esto nos lleva a que hoy en día los videojuegos ya no ofrecen mapas inventados, sino que podemos estar realizando misiones o conduciendo por las calles de las ciudades más importantes del mundo e incluso por la nuestra. En este aspecto, juegos de simulación como Gran Turismo nos llevan a niveles de realidad en los que se ha cuidado todo hasta el máximo detalle, por poner un ejemplo, hasta el número de árboles que rodean un circuito y su posición en el videojuego son los mismas que en la realidad, es por esto que hoy gran parte del desarrollo de vehículos como los potentes Fórmula 1 se realizan a través de simuladores que las empresas tienen instalados en sus fábricas y donde sus pilotos realizan miles de vueltas cada temporada, no solo para memorizarse los trazados debido a su gran realismo, si no que para desarrollar sus monturas.

En el caso del cine, la evolución es paralela a la de los videojuegos, ya que hoy en día los escenarios son más reales que nunca y podemos ver en el cine a los actores caminar por ejemplo por las zonas ajardinadas de Central Park, aunque el propio actor nunca haya viajado a América, gracias a tecnologías como el croma, que no es más que un fondo verde en el que nosotros mediante el software necesario podemos incrustar la imagen o vídeo de fondo que queramos, ayudando así a que las escenas de riesgo que se puedan dar se realicen en algún caso sin siquiera moverse el actor, ya que lo que nosotros creemos que pudiera ser un especialista cayendo de un edificio en llamas simplemente es un actor tumbado en el suelo delante de un croma mientras el técnico proyecta un vídeo del edificio en cuestión desde arriba hasta abajo.

Y todo gracias a la tecnología, que está revolucionando incluso nuestra forma de ocio con detalles como este.