19 octubre, 2020
La imagen, reina de la publicidad en las nuevas tecnologías

La imagen, reina de la publicidad en las nuevas tecnologías

Son muchas las herramientas con las que cuenta una empresa a la hora de cumplir ese objetivo de rentabilidad y beneficios que tiene grabado en la mente de sus responsables. Para que todo salga bien, debe haber una combinación de factores: una buena idea, precios competitivos, profesionales eficientes y, como no podía ser de otra manera, una estrategia de marketing y publicidad idónea. Si falla una de esas cuestiones, aunque las otras tres sean perfectas, tendremos algún problema para llegar a ese objetivo último que debe ser el de sacar dinero de lo que hacemos.

Podríamos decir que lo más difícil de todo ello es precisamente lo que tiene que ver con el marketing y la publicidad. Su dificultad se debe a las tendencias cambiantes que se viven en un entorno como en el que vivimos. El negocio publicitario se ha transformado de un modo radical en muy poco tiempo y todavía son muchas las empresas que tratan de adquirir las tecnologías necesarias para hacer un marketing actual, formarse en todo lo que tiene que ver con ellas y, a fin de cuentas, empezar a sacar rentabilidad de todas las aplicaciones que nos permiten.

La inversión en ese nuevo marketing al que nos referimos, el marketing digital, crece en España a toda velocidad. Según los datos que maneja el portal web Infoperiodistas, esa inversión había crecido durante el año 2019 un 10’6% en el interior de nuestras fronteras hasta alcanzar la cifra de los 3.000 millones de euros, algo que deja claro que las empresas españolas pretenden asumir ese cambio de lo analógico y lo tradicional a lo digital porque se han dado cuenta de la importancia que tienen las nuevas tecnologías a la hora de promocionar su negocio y su actividad.

Esas nuevas tecnologías están poniendo el foco en todo lo que es visual por encima del texto. Una noticia publicada en la página web de Marketing Directo informaba de que hay 3 tendencias visuales que están marcando tendencia en lo que respecta al negocio de la publicidad en los tiempos que corren:

  • La primera de ellas hace referencia a la masculinidad redefinida, lo que quiere decir que, al igual que lo que ocurrió con las mujeres, el hombre se ha librado de los estereotipos que le han ido acompañando a lo largo de su existencia.
  • En segundo lugar, se establece la posibilidad de apostar por un «segundo Renacimiento», o lo que es lo mismo, la tendencia de convertir absolutamente todo en una forma de arte.
  • Finalmente, la noticia pone de manifiesto la necesidad de realizar lo que se conoce como realismo conceptual. Y es que un elemento como lo es el conjunto de redes sociales ha dejado claro que es necesario apostar por imágenes que sean reales.

Lo visual vende. Eso ya no admite ningún tipo de duda y es lo que anima a cada vez más empresas a apostar por la fotografía en todas y cada una de las formas de publicidad que desarrolla. Así nos lo han comentado desde Algrama. Y es que las fotografías ya están presentes en todo tipo de publicaciones físicas, en rótulos, en merchandising y, por supuesto, en todos y cada uno de los soportes digitales con los que contamos, incluidos los que tienen que ver con impresiones digitales. Apostar por la imagen en todos estos campos ha sido uno de los grandes aciertos de las empresas españolas y es lo que les permitió abandonar el estado de crisis que se había mantenido en todos los sectores de producción de nuestro país desde el año 2008.

¿Quién puede batir a la imagen?

No hay nada que, en los tiempos que corran, tenga la posibilidad de impactar más que una imagen. Es algo que ya es evidente y que coloca a la fotografía como la reina de la publicidad en pleno año 2020. La irrupción de las redes sociales, y en concreto de la red social Instagram, es la que ha permitido que esto se convierta en algo evidente y que ya nadie duda de la potencia y la capacidad de llamar la atención que tiene una fotografía… siempre que sea buena y que genere sensaciones, por supuesto.

Creemos que esa imortancia de la que goza la imagen a día de hoy va a seguir siendo muy alta de cara a los años que están por venir. Lo que funciona es mejor no tocarlo y esta es la política que siguen todas esas empresas que han decidido apostar firmemente por una publicidad en la que la imagen juega un papel prácticamente central. Desde luego, es un elemento a través del cual obtenemos muchas cosas y una gran ayuda. Por tanto, seguimos necesitando tenerlo en cuenta para que nuestro negocio sea bien conocido antre diferentes públicos.