19 marzo, 2016
La regla de las dos pizzas en un proyecto audiovisual

La regla de las dos pizzas en un proyecto audiovisual

Quizás nunca hayas oído de la “regla de las dos pizzas”, pero seguro que después de leer este artículo, te darás cuenta de su importancia. Se trata de un consejo que recomendó hace tiempo el fundador y CEO de Amazon, Jeff Bezos, para conformar equipos de trabajo. En esta ocasión, no tiene nada que ver con empresas como Islineto, que suministra todo la maquinaría de pizzería, pero sí, con su forma de funcionar.

Bezos argumenta su teoría que cuanta más gente haya en reuniones y en equipos trabajando en lo mismo, menos productivo se es. Por lo que, según la regla, nunca se debería tener una reunión en la que dos pizzas sean insuficientes para alimentar a todo el grupo. ¿Has estado alguna vez en una de ellas? ¿Cuántas pizzas necesitarías?

Este hombre considera que si se supera este número se pierde el enfoque de lo verdaderamente importante, se comienza a divagar y falla la comunicación entre los miembros. Es por ello que Bezos desaconseja las reuniones a menos que fuese necesario. La norma de las pizzas se puede resumir en algo así como “menos es más”. Cuenta la leyenda, que cuando Bezos fundó Amazon, con lo que ahora supone esta empresa, en el mercado, quería algo descentralizado con muchos grupos de trabajo con cierto aire desorganizado, para que cada pieza funcionase a la perfección de forma autónoma, una filosofía que se sigue conservando, y la verdad es que no le va nada mal.

publireducida

¿Cómo se puede aplicar esto a una empresa audiovisual?

Pues sencillo. En un nuevo proyecto como por ejemplo un vídeo, todo el mundo quiere tener su opinión, pero cuando 12 personas están dando sus ideas, esto lleva inevitablemente a una gran dificultad porque en la mayoría de las ocasiones todas serán contradictorias. Está bien que haya debate, pero no una losa de opiniones que no dejen avanzar en el proyecto. Si el vídeo es analizado por un equipo grande de personas, revisándolo a fondo una y otra vez, es cuando se producen grandes modificaciones substanciales. Lo que provoca que el producto acabe siendo una macedonia.

Todos estos cambios disparará los tiempos de edición, y eso supone gastar más dinero. Y lo malo no es sólo el aumento de los costes: el tiempo de producción del proyecto puede llegar a aumentar masivamente. La regla de las dos pizzas ayuda en la gestión de un proyecto audiovisual. Es preferible un equipo pequeño, de unas 5 personas, enfocado y listo para la acción, ya que los equipos pequeños consiguen hacer más y más rápido, ahorran dinero y tiempo valioso y se aprovechan de una mayor claridad de pensamiento. No por muchos que seamos se va a conseguir un resultado mejor.

Así pues, cuando estés reunido y veas que hay mucha gente, ya sabes lo que tienes que hacer, preguntar cuántas personas quieren comer pizas, y si supera las dos, tendrás que replantearte la situación. ¿Qué te parece esta teoría?