24 agosto, 2016
Seguridad vial y usabilidad informática, de la mano

Seguridad vial y usabilidad informática, de la mano

Una de las cuestiones que más valoramos los conductores cuando cogemos el coche es que el espacio por el que nos movamos se encuentre en unas condiciones óptimas para la circulación. Es decir, pedimos que el pavimento de las vías esté en buenas condiciones, que haya una correcta iluminación, unos indicadores fiables… Cosas que permiten mantenernos seguros cuando estamos al volante.

Desde la Administración Pública estas cosas deben tratarse con especial atención. Está en juego la seguridad de los ciudadanos y este es uno de los aspectos que deben ser más prioritarios y que requieren de mayores dosis de responsabilidad. Estar atento a cualquier peligro que haya en las vías es fundamental para repararlo de manera inmediata y devolver la seguridad a las calles y carreteras.

Digo esto porque es lo que puedo aprender de mi experiencia como político. Soy alemán, y fui Concejal de Infraestructuras en una pequeña ciudad del este de Alemania. Por tanto, era el principal responsable de mantener la seguridad de todas aquellas vías que fueran de competencia municipal: tanto las propias calles de la ciudad como las carreteras y caminos comarcales. Esto implicaba la necesidad de tener a los mejores socios y empresas trabajando con nosotros.

Antes de llegar al gobierno de la ciudad, cuando los miembros del Partido y yo estábamos confeccionando el programa electoral con el que concurriríamos, comencé a mirar las páginas web de empresas que se dedicaran a trabajar y mejorar la seguridad vial. Miré en unas cuantas web alemanas pero no me convencieron porque no acerté a encontrar el tipo de proyectos en los que habían colaborado previamente. Sin embargo, esta información sí que la encontré en la web de una empresa española, www.industriasduero.com/en/, en la que venían perfectamente clasificados los productos que ofertaban y los proyectos en los que se encontraban inmersos. Al estar mejor organizada la página y, por ende, al haber encontrado la información que andaba buscando, terminé decantándome por ellos para llegar a un preacuerdo por el cual, si ganábamos las elecciones, serían contratados para mejorar la seguridad vial de nuestra ciudad.

El día de las elecciones llegó y nosotros fuimos los que ganamos. El programa de mejora de la seguridad vial convencía a la gente, pero llegaba el momento de actuar de verdad para llevarlo a cabo. Y así lo hicimos. Con Industrias Duero instalamos farolas para mejorar la visibilidad, paneles acústicos para evitar ruidos molestos a los vecinos que vivieran cerca de las carreteras y vallas protectoras. Nuestras acciones gustaron y cuando llegaron los siguientes comicios también los ganamos.

La importancia de una web organizada

Os comentaba antes que lo que no me convencía de las páginas web alemanas de empresas dedicadas a la seguridad vial era que no encontraba la información que buscaba con facilidad. Estamos en la era de las tecnologías visuales y la sociedad de la información, y tener una página web usable es una condición indispensable para obtener nuevos clientes y ganar dinero.

La organización de la web, su clasificación por contenidos, la aportación de imágenes y el correcto funcionamiento de los enlaces son cuestiones de la máxima importancia. Tanto es así que en la actualidad todas las empresas suelen tener a un informático encargado de todo esto. Desconozco si Industrias Duero lo tendrá, pero lo cierto es que la división que hace (productos por un lado, sus proyectos por otro…) me hizo hallar aquello que quería.

Finalmente, una nota más a destacar: si la web se encuentra disponible en varios idiomas, será usable para un mayor número de personas. Mi ejemplo es uno de ellos. Industrias Duero posee una versión para leer su página en inglés. Yo, cuando todavía vivía en Alemania, no sabía español pero sí inglés, y por eso accedí a www.industriasduero.com/en/. Si no hubiera tenido esa versión, la empresa sencillamente habría perdido un cliente.