29 agosto, 2020
Todo lo que debes saber antes de volar tu primer dron

Todo lo que debes saber antes de volar tu primer dron

Sin duda, una de las últimas invenciones del mercado de la tecnología que más fanáticos ha atraído son los drones.

Esto porque son realmente útiles y tienen una gran cantidad de usos, incluido el campo audiovisual, en el que ahora no solo se usa para cine o televisión, sino que también ha tenido mucha repercusión dentro del desarrollo de material para apoyar las ventas en el área del turismo y la inmobiliaria. Y es que las tomas aéreas que se pueden lograr con estas nuevas invenciones ofrecen un punto de vista diferente a los planos sacados a nivel de suelo, por ejemplo, a la hora de presentar un hotel.

También son muy útiles en operaciones donde se necesita tener datos sobre el terreno en áreas donde un helicóptero es muy costoso o simplemente no puede operar. En cambio, gracias a  su versatilidad y a pesar de que tiene sus particularidades, el dron es perfecto para estas situaciones.

Por esto y más, quizá es que ya estás pensando en comprarte tu primer dron. Ya sea para entretenimiento o trabajo, es importante que te informes bien antes de hacer tu inversión, puesto que hay ciertos aspectos que debes tomar en cuenta para poder elegir la mejor opción. A continuación, nuestros amigos de ModelTronic, distribuidores especializados en drones y electrónica, nos explican algunos:

¿Qué debo tomar en cuenta a la hora de comprar un dron?

Se modesto

Siempre pasa que cuando vamos a adquirir cualquier pieza de tecnología nueva, queremos siempre lo último en el mercado, y con las mejores características. Esto, aunque en algunos casos sea la mentalidad más acertada, quizá debemos pensarlo dos veces esta vez. Recuerda que la nueva tecnología que adquirirás volará a gran velocidad y altura, y es susceptible de estrellarse al mínimo descuido, por lo que si no estás seguro de tus habilidades como piloto, comprar el dron más caro no sea la mejor idea.

Por el contrario, cuando vas a comprar tu primer dron, es recomendable fijarse en los drones más baratos para comenzar a adquirir habilidades de vuelo. Así, si lo estrellas mientras aprendes (lo cual es bastante probable que suceda), no perderás gran inversión.

Así que antes de comprar los modelos más sofisticados, es mejor que aprendas a controlar las funciones básicas de control de vuelo. Intenta dominar estas técnicas en diferentes situaciones, con viento, aterrizaje, esquivar obstáculos, hacer acrobacias, etc.

Por otro lado, uno de los requisitos fundamentales de los drones para uso de principiante es que no sea muy rápido. De ese modo, será mucho más sencillo comenzar a desarrollar tus habilidades de vuelo y te resultará más fácil de controlar.

Luego, una vez hayas aprendido a pilotar los drones más sencillos (y baratos), podrás pasar a los más avanzados, los cuales también cuentan con numerosas ayudas de vuelo.

Ten en cuenta la legislación de tu país

Otro de los aspectos básicos antes de comprar un dron es conocer la legislación vigente en tu país en materia.

Si la función que le quieres dar a  tu dron es de mero entretenimiento personal, como por ejemplo, volarlo en lugares públicos como parques o plazas, debes saber que en España está terminantemente prohibido volar drones en espacios urbanos.

Si por el contrario, lo quieres para su uso comercial, debes saber que la legislación te exigirá una serie de permisos y licencias de pilotaje para volar estas aeronaves fuera de las áreas limitadas para el uso recreativo.

La función del dron

Siguiendo con el punto anterior, una vez que tengas claro si quieres tu nuevo dron para fines recreativos o comerciales, deberás elegir el modelo más apropiado para tal objetivo.

Por ejemplo,  si te planteas usar el dron con fines recreativos y no vas a volarlos fuera de casa, un mini dron o dron de juguete serán más que suficiente para proporcionarte horas de diversión y entretenimiento a muy buen precio.

En cambio, si lo que buscas es convertirte en un piloto de carreras de drones, debes pensar en invertir un generoso presupuesto, ya que el equipo necesario para volar este tipo de drones y los modelos necesarios, suelen ser bastante costosos.

Además, la finalidad del dron también será determinante para elegir otras características, como la necesidad de montar protectores de hélices si vas a usarlo en interiores o elegir un dron con buena autonomía de vuelo, si tienes intención de pilotarlo en exteriores.

Presupuesto para los repuestos

Sea cual sea el dron que elijas, asegúrate de que puedas encontrar sus repuestos con facilidad y de tener el presupuesto para ello. Y es que aunque nunca pensamos en que nuestra nueva adquisición se va a dañar y tendremos que arreglarla, con los drones es algo casi seguro que va a suceder.

Aquí te recordamos que lo más habitual en los primeros vuelos de los principiantes es que el dron acabe estrellado contra el suelo o contra algún obstáculo, en cuyo caso las hélices de los rotores son las que suelen salir más afectadas y debes estar preparado para cambiar algunas, al menos durante los primeros vuelos.

Otros de los repuestos que más vas a necesitar son los rotores, soportes y baterías. Por lo que te conviene que estas piezas sean sencillas de sustituir, para que puedas hacerlo tú mismo, con tus conocimientos básicos,  sin tener que acudir a un servicio técnico e incrementar el gasto de la reparación.

Finalmente, pero no menos importante, debes asegurarte que las piezas que va a necesitar tu dron se puedan encontrar en el mercado con facilidad y a precios asequibles. Esto puedes averiguarlo con una simple y rápida consulta en Google.

Alcance y autonomía

Estos son los dos factores más decisivos a la hora de elegir un dron para exteriores y aquí radican las principales diferencias entre los drones de entretenimiento y los de uso profesional.

El alcance está directamente relacionado con la potencia del controlador desde el que pilota el dron, que puede enlazarse con el dron de dos formas: mediante radiofrecuencia en la banda de 2,4 GHz, algo común en la mayoría de modelos, o creando una red Wi-fi a la que se conectan el dron y su controlador y mediante la que se intercambian las instrucciones de vuelo.

De las dos opciones, la del enlace por radiofrecuencia ofrece una mayor distancia de alcance y le permite al dron cubrir una mayor área de vuelo;  mientras que la opción de conexión por Wi-Fi es más recomendada si lo vas a usar para entretenimiento en interiores.

El alcance de la radiofrecuencia varía entre los 50 y los 250 metros, aunque los drones profesionales pueden tener alcances incluso mayores.

Por otro lado, debes tener en cuenta la autonomía de vuelo que proporcionan las baterías del dron, las cuales suelen ser  entre los 7 y los 30 minutos para un dron de entretenimiento.

Esto es importante saberlo ya que puede entrar en conflicto con el alcance. Si un dron tiene mucho alcance y poca autonomía, puede llegar a su punto de no retorno demasiado rápido, ocasionando que tengas que ir en su búsqueda más veces de las que te gustaría. Además, otra consecuencia de esto, es que tendrás comprar baterías adicionales para tu dron si no quieres tener que lidiar con 40 minutos de carga solo para disfrutar de 15 minutos de diversión.

Normativa actual en España

Ya que mencionamos anteriormente que uno de los factores a tomar en cuenta a la hora de comprar un dron es la normativa de tu país, te contamos que para utilizar drones como herramienta de trabajo en España, existen varias restricciones y puntos a tener en cuenta:

  • Debes estar registrado en AESA
  • Contar con un seguro de responsabilidad específico para aeronaves.
  • Ser piloto de drones y tener los conocimientos teóricos y prácticos necesarios.
  • Tener tu certificado médico en vigor.
  • Una altura máxima de 120 metros (400 pies).
  • No se puede volar de noche. Debe ser de día y contar con unas condiciones meteorológicas favorables.
  • Encontrarte fuera de aglomeraciones de edificios, zonas urbanas habitadas o reuniones de personas al aire libre.
  • Encontrarte en un espacio aéreo no controlado.
  • Estar a 8 kilómetros de cualquier aeropuerto, aeródromo o helipuerto.
  • No se puede operar en zonas urbanas.
  • No se puede poner en peligro a terceros.

Ya que existen dos categorías de drones, los que pesan menos de 25 Kg y los que pesan más. En ambos casos deberás tener una licencia de piloto en vigor con certificado básico (VLOS) o avanzado (BVLOS) emitido por una organización reconocida por AESA.

Además, los requisitos para los vuelos dentro del alcance visual (VLOS):

  • El dron siempre tiene que estar dentro del alcance visual del piloto, sin ningún obstáculo en la visión directa.
  • La distancia máxima entre el piloto y el dron debe ser de 500 metros.

Para vuelos fuera del alcance visual (BVLOS):

  • Dron inferior a 2 Kg.
  • Una distancia máxima de 15 Km de un aeropuerto.
  • Conocimiento de la posición del dron en todo momento.
  • Vuelo dentro del alcance de la emisión de radio.
  • Emisión de un NOTAM (Notice to Airmen) previo por parte del proveedor de servicios de información aeronáutica. Los NOTAM son creados para alertar e informar a los pilotos aviadores de cualquier tipo de peligro en una ruta de vuelo o bien en algún lugar en especial.